¿Qué necesita saber un futuro interno antes de entrar en prisión por primera vez? ¿Cómo puede ayudar su letrado a afrontar esa situación?  Algunos consejos prácticos pueden servir para agilizar los trámites, prever necesidades, organizarse, y quitar algo de ansiedad a la situación.

Nos ha parecido oportunísimo incluir una sección de Derecho Penitenciario, contando con la ayuda de funcionarios de prisiones, y con ello, abrir por fin la caja de las colaboraciones.

Proponemos una visión práctica para algunas cuestiones recogidas en la Ley y el Reglamento Penitenciario, instrucciones y órdenes de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias. Para una primera entrada, de esto que nos ilusiona pensar que pueda ser una sección fija, había que empezar el principio.

¿CÓMO ENTRAR DE FORMA VOLUNTARIA?

El interno condenado que ingresa voluntariamente necesita demostrar: su identidad con D.N.I., Pasaporte, N.I.E.; y el hecho de que viene obligado a cumplir una pena de privación de libertad, por lo que deberá llevar el mandamiento de ingreso en prisión.

Un consejo. Si nuestro futuro interno tiene alguna patología con tratamiento continuo o antecedentes, puede ser de utilidad para el Servicio médico que lleve consigo algún informe médico relativo a la misma.

Se puede ingresar de forma voluntaria al establecimiento penitenciario hasta las 23.59 horas del día límite que haya establecido el Tribunal. Un ayuda práctica para no interrumpir el buen funcionamiento del centro, es acudir en horarios comprendidos entre las 9 y las 12.30 y entre las 16.30 y las 18.30.

¿UNA VEZ DENTRO?

Tranquiliza saber qué va a ocurrir, así que quizás es bueno informar de que conforme al Reglamento se forma  un expediente personal, para lo que se identifica, huella, y fotografía al interno. La documentación identificativa del interno queda incorporada a dicho expediente, y se le entrega un carnet de identificación interior (el N.I.S.).

En el departamento o módulo de ingresos, además de estos trámites se cachea al interno y sus enseres. Se requisarán aquellos objetos no autorizados, como por ejemplo, objetos punzantes, móviles, radios, productos de higiene que contengan alcohol, comida, etc.. Hay que hacer especial mención a que las llaves, el carnet de conducir, tarjetas bancarias, bonos de transporte, etc… también quedan en custodia. De todos los objetos que queden en depósito se entrega un recibo justificativo para poder recuperarlos al salir de permiso o en libertad, o entregarlos a una persona autorizada por el interno.

Se entrega un cuaderno con la organización interior del centro (horas de comida, visita, descanso, salidas al patio, etc..).

Dedicaremos alguna publicación específica a las comunicaciones, por su densidad, pero como consejo, es bueno avisar al interno de que lleve consigo en un papel hasta un máximo de 10 números de teléfono de las personas con las que va a tener intención de contactar, incluido en su caso el de su abogado, ya que no tendrá a su disposición la agenda del móvil para recordarlos.

PREPARAR LA MOCHILA

Concretamente la mochila va a quedar en depósito, pero de cara a pensar qué llevar, hay que saber qué te van a dar. Te facilitarán ropa de cama, toalla, un lote higiénico que contiene champú, espuma, hojillas desechables, productos de higiene femenina, preservativos, papel higiénico, cepillo de dientes y pasta. También dispondrás de un kit de cubiertos y una taza.

Es conveniente incluir ropa cómoda, algo de abrigo, calzado cómodo, sandalias para el baño, la ropa que uses para dormir y ropa interior. En caso de faltar alguna cosa, el Centro puede facilitarlo porque dispone de donaciones a través de la pastoral penitenciaria. Hay que tener en cuenta que las camisas/polos que puedan confundirse con el uniforme reglamentario, en este momento de color arena, no pueden utilizarse, así que es un color a descartar.

Consejos: No se pueden entrar medicamentos. Hay que tenerlo en cuenta para considerar la hora de la toma si es diaria antes de entrar; e insistimos, conveniente llevar un informe médico.

Si un cinturón tiene una hebilla demasiado grande, puede ser considerado peligroso y no poder entrarlo al establecimiento, mejor elegir uno más funcional. Relojes o joyas valiosas, pueden quedar en depósito por seguridad.

EL DINERO

En los centros penitenciarios existen economatos para que el interno pueda adquirir productos (tarjetas telefónicas, tabaco, algunos alimentos que no requieren cocción, productos de higiene, etc..).

Es habitual que al entrar, algunos internos lleguen con dinero en efectivo, que no van a poder entrar al establecimiento penitenciario. Es bueno informar de que dichos importes serán contados en presencia del interno e ingresados a su disposición en su cuenta personal de peculio (art 319 Reglamento). Para su uso, actualmente se utilizan unas tarjetas monedero. En la cuenta personal podría ingresarse dinero de procedencia legítima sin límite, pero en la medida en que solo pueden utilizarse cien euros semanales (100 €), no tiene mayor sentido entrar demasiado dinero si se cuenta con la posibilidad de que alguien en el exterior haga ingresos periódicos.

PRIMEROS DÍAS

Será visto necesariamente por el Servicio Médico penitenciario en las primeras 24 horas.

Será entrevistado lo antes posible por el equipo técnico para su clasificación interior, que es la que va a dar lugar a que se fijen las condiciones de internamiento, de las que hablaremos en otras publicaciones (primarios, unidades terapéuticas, módulos de respeto, enfermería, etc…). La entrevista suele hacerse por cada profesional de forma individual (educador, jurista, psicólogo), y abarca varios aspectos que serán de utilidad para el desenvolvimiento de la vida diaria del interno.

¡Esperamos que os haya sido de utilidad!

J. L. C. M., Licenciado en Derecho, funcionario de prisiones.

****

Todas las imágenes y contenido de este sitio son propiedad de Sonia del Mar, excepto aquellos acreditados con su creador o fuente. Todos los derechos reservados. Por favor, no utilices nada sin permiso o sin el reconocimiento oportuno en tu blog o sitio web. No puedes utilizar esta obra para fines comerciales. No se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de esta obra.

All images and contents, unless otherwise stated, belong to Sonia del Mar. All rights reserved. Please do not use anything without permission or without making note of the origin on your blog or website. You may not use this work for commercial purposes. You may not alter, transform, or build upon this work.